En 1993, con 23 años, el Letrado Juan Luis Picado Domínguez fundó y puso en marcha su despacho. Desde el primer momento centró la actividad profesional en la prestación de servicios a empresas y particulares en el orden civil y mercantil, así como en el asesoramiento fiscal, ampliando y desarrollando su actividad, tiempo después, a la asistencia, defensa jurídica y judicial derivada del uso y consumo de servicios y productos, especialmente de Banca, Finanzas y Seguros, y las consecuencias derivadas de la indebida comercialización de productos financieros tóxicos y de alto de riesgo, swaps, permutas financieras, obligaciones subordinadas, participaciones preferentes, depósitos estructurados, CFA´s…

A lo largo de todo este tiempo, han sido muchos y relevantes los asuntos que hemos gestionado con éxito, tanto en vía judicial como extrajudicial. Y así, para la resolución de controversias, nos parece extraordinariamente relevante la vía negociada previa a la eventual y posterior o simultánea vía judicial, última opción para solventar litigios. De hecho, en breve contaremos con un nuevo departamento de Mediación y Arbitraje Civil y Mercantil.

Tenemos oficinas y despacho en Cáceres y Badajoz, en las que un joven y sólido equipo humano formado por Abogados, Economistas y Técnicos, asesoran y aconsejan en el ámbito jurídico y financiero a empresas y particulares, con el único fin de proteger y salvaguardar los legítimos intereses de nuestros clientes.